Día internacional de las montañas

Desde hace más de 15 años, cada 11 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Montañas. Una fecha que desde nuestra asociación celebramos con más fuerza cada año.   Nuestros pueblos de montaña, cada vez más unidos que nunca, vuelven a reivindicar una mejora legislativa basada en sus peculiaridades. Queremos acciones que contribuyan a mejorar la vida de sus habitantes, frenar la despoblación de estos territorios y generar desarrollo económico y social en estos municipios.

Las soluciones pasan por hacer trabajo hacia el sector público y por aportar soluciones que ayuden a desarrollar la economía y los servicios de las zonas de montaña. Es decir: problema, la asociación como solución, acción. Y para ello nació Esmontañas, como una entidad de representación y acción de los territorios de montaña que tiene el objetivo de aportar soluciones.

Este año, el tema propuesto por la ONU para conmemorar este acontecimiento es la biodiversidad de las Montañas. Nos dice la Organización de las Naciones Unidas, y quienes practicamos montañismo lo sabemos, que las montañas son unos de los paisajes más espectaculares del mundo y sus ecosistemas son ricos en biodiversidad.

Desde hace algunos años, son muchas las empresas que  han cambiado su propósito de marca y han optado por invertir gran parte de sus recursos y esfuerzos en producir de manera sostenible para apoyar el cuidado del medio ambiente. Este es un paso que también puede contribuir al desarrollo de los pueblos de montaña de España, que están viendo cada día como no sólo merma su población sino que siguen creciendo sus problemas de desarraigo, falta de oportunidades y aislamiento. Sobre todo ahora en invierno.

Debemos cambiar nuestro modelo social y económico. También en nuestros propios pueblos. El turismo no puede ser nuestra única fuente de ingresos.

Por otro lado, cada pequeño gesto, cada persona que pasea por la montaña, puede con sus actos ayudar a preservar la biodiversidad de nuestro entorno. Está en nuestras manos hacerlo y es nuestra responsabilidad dar ejemplo. Porque si los que amamos las montañas no las cuidamos, ¿cómo podremos exigir que lo hagan otros?

Feliz día internacional de las montañas.