"Si Madrid es zona catastrófica los pueblos de montaña somos siniestro total"

Los pueblos de montaña de España no salimos de nuestro estupor al escuchar que la capital de España ha solicitado declarar la ciudad como zona catastrófica por el temporal Filomena, cuantificando los daños en 1.398 millones de euros.

El último que ha querido expresar su malestar ha sido el alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández. “Nosotros tenemos varias “Filomenas” todos los años, y nos arreglamos para solucionarlo razonablemente con los medios de nuestros ayuntamientos y los del Gobierno de Asturias”, explica.

Abriendo el pueblo de La Peral, a 1.400 metros de altitud

El cálculo de los desperfectos en Madrid se basa en los perjuicios causados a la actividad económica y en los daños materiales ocasionados a edificios, infraestructuras y bienes tanto del Ayuntamiento como de los ciudadanos. Daños que por su parte, sufren todos los inviernos los pueblos de montaña en sus casas y carreteras y hasta el momento no han recibido ninguna ayuda al respecto”.

Sin ir más lejos, en 2018, el pueblo de Somiedo recibió una gran nevada que arrasó la localidad, quedando incomunicada al caer miles de árboles. Más de 4.679 hogares se quedaron sin luz y teléfono durante varios días. “El consistorio tuvo que pagar más de 200.000 € para conseguir arreglarlo, y en ningún momento solicitamos ni se nos ofreció ser zona catastrófica”.

Arbellales, a 1.000 metros de altitud

“Si Madrid es zona catastrófica, los pueblos de montaña de Asturias somos siniestro total”, dice Fernández. “No se le puede echar la culpa al Gobierno Central, cuando realmente la responsabilidad es de alcaldes y comunidades”. Y añade que si finalmente Madrid consigue su objetivo y lo declaran zona catastrófica, “el estado tendría que habilitar el estado una línea de apoyo a los municipios de montaña”.

En Somiedo, como en muchos otros pueblos de montaña, también continúan trabajando en la limpieza de carreteras y edificios después del paso de Filomena. Hoy mismo estaban trabajando en la limpieza del pueblo de La Peral, cuya casa más alta está situada a 1.530 metros de altitud.

Abriendo el puerto de Arbellales. 14 de enero de 2021.